• Tártaro de jaiba con churrascas de algas

  • Tártaro de jaiba con churrascas de algas

    Con esta receta podrás lucirte frente a tu familia o tus amigos. Puedes usarla como entrada o compartirla en un picoteo, simplemente cambiando el tamaño de las porciones.

    Combina bien con vinos blancos, por ejemplo un Viognier de alguno de los valles de la región de Coquimbo. Aunque, como siempre, se trata de elegir la bebida que más te guste.

     

    Ingredientes (para 4 personas):

    400 gramos de carne de jaiba

    10 gramos de ciboulette

    6 unidades de pepinillos

    5 unidades de cebolla perla

    ½ unidad de cebollín (la parte verde)

    ¼ unidad de ají verde

    Jugo de 3 limones de Pica

    Aceite de oliva

     

    Para el caldo de algas:

    Media taza de algas (lechuga de mar, chicoria de mar o luche)

    Una cebolla grande

    Medio pimentón

    Una zanahoria

    Pizca de sal

     

    Para las churrascas:

    80 gramos de harina

    20 cc de aceite de oliva

    10 gramos de polvo de algas *

    ½ unidad de palta

    Jugo de medio limón

    Pizca de polvo de hornear

    Pizca de sal

    Caldo de algas (la cantidad que sea necesaria)

     

    Preparación:

    Para el caldo de algas, cuece por 30 minutos las algas, la cebolla, el pimentón y la zanahoria en un litro y medio de agua. Filtrar.

    Para el tártaro, pica finamente en brunoise el cebollín, el ají, el pepinillo, la cebolla perla y el ciboulette. En un bowl, coloca la carne de jaiba desmenuzada; agrega el cebollín, el ají, el pepinillo, la cebolla perla y el ciboulette; sal, pimienta y jugo de limón (si deseas). Mezcla bien. Deja reposar en el frío por una media hora. Antes de servir, rectifica la sazón.

    Para las churrascas, en un bowl prepara la masa con la harina, aceite de oliva, polvo de algas, polvo de hornear, caldo de algas y sal. Amasar hasta tomar forma y reservar por algunos minutos. Luego, formar churrascas de forma rectangular, de 7 x 12 centímetros. Para picoteo deben ser más pequeñas, por ejemplo de 4 x 4 centímetros. Cocinar en tostador hasta dorar por ambos lados.

    Aparte, moler con licuadora de mano (minipimer) la palta con un poco de aceite de oliva y jugo de limón. Rectificar sal y reservar en una manga pastelera o una mamadera.

    Para el montaje, disponer las churrascar en un plato y sobre éstas, el tártaro de jaiba. Agregar un poco del puré de palta sobre cada churrasca y compartir.

    * Si no encuentras polvo de algas en el comercio, puedes fabricarlo tú mismo. Usa una porción de alga fresca (lechuga de mar, chicoria de mar o luche) y ponla en horno a 30 grados por 20 a 25 minutos. Una vez deshidratada, podrás molerla sin problemas.

    Por: Fernando Madariaga, Chef Regional
    Dueño Madariaga Eventos
    Ganador Premios Fuego
    Aporte a la cocina Chilena Desde la valorización de nuestros productos


    error: El Contenido protegido, propiedad de más región.