• Río Chochiguaz es declarado Santuario de la Naturaleza

  • Río Chochiguaz es declarado Santuario de la Naturaleza

    El área protegida posee una superficie aproximada de 49.315 hectáreas que abarca glaciares de roca, llaretales y humedales altoandinos.

    Es el noveno en la Región de Coquimbo y en una emotiva ceremonia de iniciación de la comunidad Canihuante, se anunció la creación del nuevo Santuario de la Naturaleza Río Cochiguaz, protegerá el agua y la biodiversidad de la provincia del Elqui.

    Desde la comunidad que gestionó la designación del área protegida, Rafael Canihuante, presidente de la comunidad indígena Canihuante de Cochiguaz, sostuvo que “ha sido una larga lucha que hemos tenido, hace por lo menos cinco años que estamos en este proceso consolidado, reunidos para lograr esta declaratoria y estamos super felices, es un gran premio al trabajo que se ha hecho en la comunidad.”

    El Seremi del Medio Ambiente Leonardo Gros, explicó que “en la región, estamos triplicando la superficie de humedales que hoy están bajo protección, significa más de 130 kilómetros de río que estarán protegidos. Es un hecho de enorme magnitud para la región y para quienes deseamos dejar a nuestros hijos un ambiente armónico y libre de contaminación”.

    En ese sentido, el presidente de la comisión de medio ambiente, minería y energía del CORE, Pedro Valencia, señaló que “todas las acciones que tengan que ver con la protección de nuestro entorno son fundamentales y urgentes y como Consejo Regional estamos comprometidos con avanzar hacia una región sostenible y más verde”.

    La creación de este santuario de la naturaleza en el Río Cochiguaz, protege humedales altoandinos, llaretales, especies en categoría de conservación, sitios y hallazgos arqueológicos y patrimonio cultural intangible, por eso, es un nuevo paso firme que damos por nuestro medio ambiente y su conservación.

    Las altas cumbres cordilleranas y nacientes del río Cochiguaz, pertenecen en una porción importante a la familia Canihuante, dueños del fundo Los Nogales, que fue adquirido hace 100 años atrás por José Mercedes Canihuante, para el pastoreo de sus animales. La otra parte del Santuario son propiedad de la Sociedad Agrícola Montefraile LTDA, que es dueña del fundo cordillerano Rodaito.

    Humedales altoandinos: fuentes de vida y abastecimiento

    Según el catastro del Ministerio del Medio Ambiente los humedales en Chile comprenden una superficie de 4,5 millones de hectáreas de las cuales 17.888 há corresponden a la superficie total de humedales en la Región de Coquimbo, donde 12.721 há son de humedales altoandinos.

    Estos ecosistemas cordilleranos son esenciales para las microcuencas de las altas montañas, ya que proveen agua y constituyen el habitát natural de mamíferos como vicuñas, guanacos, chinchillas y pumas, entre otras especies. Presentan una rica diversidad biológica, siendo espacios de vida y de patrimonio cultural.

    Por su parte, el alcalde de Paihuano, Hernán Ahumada, consultado sobre la importancia de la denominación de Santuario de la Naturaleza, explicó que “la misma agua de la misma montaña, es la que consumimos los vicuñenses, serenenses, coquimbanos y también los andacollinos, es muy importante eso”.

    Los humedales altoandinos ofrecen recursos a los animales de ganado, desarrollándose con ello la actividad de trashumancia. En la nueva área protegida se incluyen: el río Cochiguaz, los llaretales, especies en categoría de conservación, así como el patrimonio arqueológico e intangible asociado a sistemas ancestrales y tradicionales.

    Río Cochiguaz un oasis de biodiversidad

    En el nuevo Santuario de la Naturaleza se han registrado 86 especies de plantas vasculares, de las cuales el 99% corresponden a especies nativas y/o endémicas, lo que indicaría una baja intervención del ser humano. Las herbáceas concentran el 59% de los taxa identificados, mientras que la estrata arbustiva concentra el 35% de las especies reconocidas, a diferencia de los elementos suculentos y arbóreos en menor cantidad (6%). Se destaca la presencia de la especie Dennstaedtia glauca; taxa clasificado como Vulnerable y En Peligro de acuerdo al Libro Rojo de la Flora de la Región de Coquimbo.

    En cuanto a fauna se logró identificar un total de 98 especies de vertebrados terrestres, 74 fueron aves, 13 mamíferes, 9 reptiles y dos anfibios, que en su mayoría están asociadas al ambiente del humedal altoandino y llaretales. Entre estas especies reconocidas, 25 de ellas se encuentran en alguna categoría de conservación oficial, 2 de ellas son anfibios, 8 son reptiles, 8 aves y 7 mamíferos.

    Este ambiente sustenta especies de avifauna típicas de humedales altoandinos, ofreciendo refugio, alimento y sitios de nidificación, como es el caso de la Tagua cornuda (Fulica cornuta). También fue posible identificar 59 especies de insectos de cuatro órdenes dominantes, la cantidad de especies no representa el total de ellas, otras órdenes están aún en estudio taxonómico, esto aumentaría al doble la variedad entomológica, dentro de las cuales existen especies fuera de los límites de distribución conocido y especies endémicas de la provincia.

    INFORMACIÓN MINISTERIAL DEL MEDIO AMBIENTE


    error: El Contenido protegido, propiedad de más región.