• A un año del terremoto: ¿Cómo avanza la reconstrucción en Coquimbo?

  • A un año del terremoto: ¿Cómo avanza la reconstrucción en Coquimbo?

    terremoto

    Tras un ir y venir entre la autoridad central y el municipio, aún hay urgencias pendientes en Baquedano. También hay un plan para reconstruir el sector y subsidios para viviendas. Conversamos con los damnificados y el alcalde Cristian Galleguillos.

    María Teresa Barraza (69), viuda, ha vivido toda su vida en el popular sector de Baquedano, ubicado en el borde costero de Coquimbo. Como a muchos otros de sus vecinos, el fatídico tsunami sucedido el 16 de septiembre de 2015 marcó un antes y un después. No sólo porque el mar entró hasta su casa y botó una puerta y una pared; también, porque, a casi un año de la catástrofe, su vivienda aún se mantiene en muy precarias condiciones. “No me han ayudado casi nada, solamente el bono de $1 millón que me dio el Gobierno para enseres”, se lamenta. Cuenta que el dinero debió destinarlo al arreglo de la puerta, y aún teme que, en caso de lluvia, el techo se pueda caer por la presión. 

    La sra. María Teresa sólo vive de su bazar, cuyas ventas son cada vez más reducidas. Asegura que en 10 meses ha visto un desfile de funcionarios. “(De la Muni) vino un joven con dos jefes: me dieron que iban a venir a arreglar las puertas, sobre todo las chapas que estaban malas. Todavía los espero. Incluso vino alguien a medir y dijo que venían a reconstruir la casa, porque habíamos salido sorteados. Después dijeron que se habían equivocado”.

    Su vecina, Luisa Farías (63), vive desde los 15 años en el barrio. En su caso, el tsunami arrasó completamente con su casa, que compartía con su hija. “Reventó la cocina, al refrigerador lo hizo tira, las camas, todo, todo”, relata. “Recibí el millón y lo gasté en una muralla, porque la vecina tampoco tenía para levantarla. En lo que nos ayudaron harto fue en los primeros días, en limpiar toda la mugre que había, la muni, los milicos”, recuerda.

    Los planes para el nuevo

    Baquedano

    Desde el Municipio de Coquimbo, el alcalde Cristian Galleguillos hace sus descargos. En relación al tema de las viviendas de emergencia, asegura que hubo una “problemática con la normativa”.

    “De acuerdo a las normativos del Gobierno, en todo lo que fueran territorios que estuvieran bajo la cota de inundabilidad, no se podían instalar”, explica. “Nosotros presentamos un plan de evacuación o de mitigación, no obtuvimos respuesta del Gobierno. Nos transfirieron los fondos para demoler las viviendas (irreparables), pero no los liberaron si es que iban a haber viviendas (de emergencia) en zona de inundabilidad. Entonces, en una reunión que sostuvimos con el Subsecretario (del Interior) Aleuy,  me dijo en presencia de los senadores, de los diputados, el intendente, y el resto de los alcaldes, que si yo asumía la responsabilidad como alcalde, se podrían instalar, la cual yo asumí”, afirma Galleguillos.

    Según la autoridad municipal, meses antes de la catástrofe habían creado una Dirección de Protección Civil y Emergencias, a la cual duplicaron el personal. En cuanto a las viviendas de emergencia, señala que contemplan un total de 85 en toda la comuna, de las cuales 56 son para Baquedano, habiéndose instalado 15 al momento de esta entrevista.

    Desde el ámbito de la reconstrucción, Galleguillos asegura que, en conjunto con la Ministra de Vivienda y Urbanismo, Paulina Saball, se está trabajando en un plan que incluye al sector de Baquedano, cuya renovación urbana incluirá un muro verteolas entre sus medidas de mitigación. Luego viene la recuperación de la Av. Costanera, el paseo costero y la ciclovía, con pasarelas que sirvan como vías de evacuación. Después, seguiría el parque en el sector del Humedal El Culebrón (que cumpliría una función mitigadora en caso de maremoto).

    Respecto al diseño de Baquedano, el proyecto contempla un 1°y 2° nivel “inundable”, es decir, zonas para comercio, estacionamiento y espacios públicos. El 3° partiría desde la calle Juan Antonio Ríos, en el sector donde estaban las instalaciones de la Teletón. Allí, se crearía un barrio de edificios con espacios públicos. “Las familias damnificadas podrán optar por un subsidio de 1000 UF (financiado por el Gob) más el valor de sus terrenos, y podrán relocalizarse en cualquier lugar sobre la cota 30”, cuenta el alcalde.

    Sin embargo, muchos habitantes de Baquedano han rechazado la idea de alejarse de sus terrenos; uno de ellos, es la sra. María Teresa. “Yo a mi edad no puedo irme a otro sector, porque si voy a tener que seguir pagando, con qué, si yo vivo de mi negocio”, señala. Consultado el alcalde sobre este tema, adelanta que será tratado en una próxima reunión con el Subsecretario Mahmud Aleuy. “Las personas que no opten por esta solución –que como Municipio pensamos que es la mejor- podrían reconstruir sus viviendas (en su zona) de acuerdo a ciertas condiciones; palafitos, por ejemplo, de cierta altura. Se puede llegar a una alternativa intermedia”, propone.


    error: El Contenido protegido, propiedad de másregion.