• ¿Se abre el telón para el cine de factoría local?

  • ¿Se abre el telón para el cine de factoría local?

    cine

    El 1° Festival de Cine de La Serena celebrado en 2015 no sólo permitió mostrar películas chilenas por toda la región: también reunió a un medio que, a través de documentales y cortos, intenta levantar una escena local.

    La noche del sábado 22 de agosto de 2015, se dio término a la primera versión del Festival de Cine de La Serena (FECILS). Atrás quedaba una maratónica jornada que dió vida al evento más importante en su tipo realizado hasta ahora en la IV Región, con charlas, talleres, exhibiciones de los últimos estrenos del cine nacional, más una competencia dividida en categorías nacional-regional para diferentes tipos de formatos.

    La evaluación de la experiencia fue positiva, sobre todo por la respuesta del público que asistió en buena cantidad a las funciones gratuitas ofrecidas tanto en el Teatro Municipal de La Serena como en las subsedes y “jornadas de extensión” realizadas en 7 comunas de la región. Y lo más importante, se dio una mirada al trabajo realizado en estas tierras: los realizadores locales Victor Aliaga y Claudia Farías fueron destacados por su aporte al audiovisual, y en la Muestra Regional se exhibieron documentales como “Jorge Peña Hen, su música y los niños” y “La Pampilla de Coquimbo”. Entre los premiados, recibió Mención Honrosa la directora radicada en Coquimbo Hildegard Steffen por su documental “Trastienda de la imagen”.

    “Mi ámbito de acción siempre ha sido el audiovisual desde una mirada regional”, sostiene  Eduardo Pizarro, organizador del evento junto a su productora Latente Films. Como director y productor audiovisual, Pizarro conoce la realidad en regiones. Sólo en los últimos años, ha dirigido dos importantes proyectos: uno es “Encantos del Limarí”, serie de 6 capítulos financiada por el CNTV, que se adentra en la cultura tradicional-popular de la provincia; y “Miradas del norte”, una serie de documentales realizados en 8 ciudades nortinas (incluyendo Isla de Pascua). “Es una serie en la que indagamos sobre los documentalistas regionales, vamos a la ciudad donde trabajan y conocemos sus problemáticas, necesidades y el contexto de cómo se desarrolla su labor”, explica el realizador.

    Desde el Estado, hoy existe una cadena de fondos concursables para ayudar al financiamiento de todas las etapas de desarrollo de una obra audiovisual. Sin embargo, sigue siendo muy difícil hacer cine, y más aún en provincia ¿Por dónde partir? A juicio de Eduardo Pizarro, potenciando 4 ejes: capacitación profesional, formación de público, difusión de las obras y generación de redes a nivel nacional e internacional. Y en ese sentido, el festival (que ya prepara su 2° versión a realizar entre el 8 y el 12 de agosto de este año) es una herramienta clave como plataforma para el medio local.

    “En la actualidad el audiovisual de la región de Coquimbo se encuentra en muy buen pie. Se está produciendo ficción, por ejemplo se acaba de estrenar ‘ASA 6400’, un cortometraje muy interesante de Calle Producciones; también se hace mucho video clip, muy buenos documentales”, afirma optimista Pizarro. Otra buena señal es la mayor cantidad de espacios alternativos para difusión, como el Microcine en La Serena, la construcción de una moderna sala con 62 butacas en Vicuña, y el Centro Cultural de Ovalle.

    Los desafíos que se vienen

    Sin dudas, un factor que también está transformando al medio es el recambio generacional, compuesto por jóvenes que tras terminar sus estudios regresan a la región a realizar sus trabajos. Un ejemplo de ello es “Zorro Gris”, un cortometraje de animación dirigido por Miguel Ángel Solano (oriundo de Ovalle), y que nace de una asociación entre tres empresas: Infractor, Respiral Audiovisual y Despiertoc Films, más el apoyo del Instituto DGM. “Localizamos parte de la producción en La Serena, contando con la participación del artista local Jorge Chávez en las ilustraciones y Paola Jara en la caracterización de las voces”, cuenta Alejandro Ugarte, productor ejecutivo. El proyecto espera su finalización a mediados del 2017.

    Respecto a la forma más adecuada para potenciar el cine en la región, Ugarte no tiene dos lecturas: ”implementando la carrera de cine o comunicación audiovisual en las universidades regionales”. En este punto, Pizarro cree en la autogestión. “La única manera de perfeccionarnos tiene que ver con las iniciativas que generemos desde maneras concursables, no existe otra. Nosotros el año pasado hicimos 4 capacitaciones”. Ugarte, en tanto, sostiene que el desarrollo de la industria aún es lento. “La pequeña industria local vive prácticamente de los fondos estatales, lo que no es saludable ni esperanzador. Para invertir esta situación, el Estado debe legislar por una mayor integración del sector privado, y por otro lado, los agentes de la industria debemos velar por una mejor distribución de nuestras obras”.


    error: El Contenido protegido, propiedad de másregion.