• Descentralización en regiones: ¿Hay avances?

  • Descentralización en regiones: ¿Hay avances?

    webdescentra

    En 2015, entró al debate la Agenda de Descentralización del Gobierno de Michelle Bachelet y el Consejo Regional cumplió dos años desde su primera elección popular. Sobre estos temas, conversamos con Raúl Godoy (Core), y Patricio Pizarro (Radio San Bartolomé).

    “Regionalización, donde quedo esa cuestión”, rezaba la letra de un pegajoso estribillo popularizado por el grupo Sexual Democracia en 1991. Veitincinco años después, para la mayor parte de quienes viven en provincia, podría sonar completamente vigente: los gobiernos regionales suelen demandar más autonomía para tomar decisiones, se postergan obras emblemáticas y se extrañan médicos especialistas en localidades pequeñas, entre otras muchas dificultades.

    “El centralismo siempre está presente en todas las decisiones que toma el Gobierno Regional. Toda obra, dinero que se tiene que invertir aquí, siempre es consultado a nivel central. En relación al medio radial donde trabajo, las grandes marcas (de avisaje) nacionales o internacionales, toman todas las decisiones en Santiago”, afirma Patricio Pizarro, de Radio San Bartolomé. “Incluso, te puedo decir que en varias conversaciones con los consejeros regionales, ellos tienen el mismo problema: en los presupuestos regionales que envía el Gobierno central, todo viene detallado, en qué se puede gastar, en qué no, todo viene en una glosa detallada, es muy rígido”.

    Al respecto, el Gobierno de Michelle Bachelet ha propuesto la denominada “Agenda de Descentralización”, basada en cuatro pilares, siendo el más importante la reforma constitucional que permitirá elegir democráticamente a los intendentes, proyecto que actualmente se tramita en el Senado.

    “La descentralización, regionalización, no significa solamente una elección, sino ampliar las facultades para la región. Porque la figura, los líderes, las autoridades van a pasar, pero esas facultades reales y concretas para la toma de decisiones deben quedar en la región”, reflexiona Raúl Godoy, Consejero Regional de Coquimbo. Sobre el proyecto, guarda cautela a la idea de dar “el poder Ejecutivo” a la figura del gobernador regional. “Nosotros creemos que la figura del intendente debe ser la figura con la autoridad que tiene el Pdte. de la República”, señala el consejero.

    “En regiones, las decisiones se toman in situ”

    Godoy, quien es consejero desde 1997 (elegido por votación popular en 2013), recuerda como un ejemplo de política centralista cuando el Gobierno de Sebastián Piñera designó al subsecretario del interior como “encargado“ de la sequía en la IV Región. Asegura que, en aquella oportunidad, debió el CORE resolver el traspaso de $7000 millones desde el FNDR para resolver el problema.  “Desde el nivel central no llegaban, porque si el sr. no venía a ver qué sucedía, no se podía transferir”.

    El consejero también comentó los otros ejes de la Agenda de Descentralización, como el fortalecimiento de la regionalización (traspaso de competencias a los intendentes y a los consejos regionales en las áreas de fomento productivo e industria, desarrollo social y humano, y vivienda e infraestructura). “Desconocemos cuáles son las facultades o los traspasos financieros conque las personas se vienen. Porque aquí se va a instalar, por ejemplo, la Corfo, el Sercotec, pero ya en algunas regiones han surgido problemas respecto de esos traspasos”.

    En relación a la modificación de las plantas municipales, el subsecretario del Partido Radical recordó la mala experiencia que dejó la entrega de ayuda desde la administración central a provincias tras el terremoto del 16 de septiembre. “Hemos tenido reuniones… alegamos la cantidad de documentos que se tenían que hacer para entregarles plata a los municipios. No hay problemas con las rendiciones, pero para que este beneficio llegue pronto a la comunidad se deben buscar fórmulas más expeditas y la burocratización de los documentos precisamente nace en el nivel central. En regiones las decisiones se toman in situ; desde el escritorio, no se puede visualizar in situ”.

    ¿Por qué cuesta tanto descentralizar el poder? En una entrevista realizada en junio de 2015, el senador Alejandro Guillier, perteneciente a la bancada regionalista, afirmó: “no hay nada que le incomode más a las elites del poder que distribuirlo. Segundo, significa empoderar, crear un poder nuevo de nivel regional, por lo tanto hay resistencia transversal”. Godoy concuerda plenamente con el parlamentario. “A un ministro no le gustaría que su seremi, por ejemplo, tuviera dependencia –en la toma de decisiones- de las autoridades regionales. Hay algunos parlamentarios que claramente no están de acuerdo, porque son los gobiernos regionales quienes deciden la inversión regional”.

    Finamente, otra arista es el propio centralismo regional. Un fenómeno que Patricio Pizarro, como profesional de comunicaciones con dilatada trayectoria en la IV Región, reconoce. “El médico se queda más en La Serena, en Coquimbo, y no Illapel, en lugares más apartados. A veces nosotros como medio radial también pecamos de ese centralismo: tenemos diferentes filiales en Ovallle, en La Higuera, pero todo tiene que ser La Serena y Coquimbo”.

     


    error: El Contenido protegido, propiedad de másregion.