• Cocina Criolla y su geografía

  • Cocina Criolla y su geografía

    cazuelaA mediados del s. XVIII en la dieta popular se incluía carne asada al palo, mote, cazuela, chupe y empanadas. También, existían platos más  refinados como las tortas y el pavo mechado.

    La conformación gastronómica de Chile es el resultado de la mezcla entre la tradición indígena y el aporte colonial español, combinando sus alimentos, costumbres y hábitos culinarios.  Si bien ha tenido aportes de cocinas europeas por parte de inmigrantes, como la alemana e italiana, estas han sido menores; sin embargo, en el siglo XX tuvo una importante y marcada influencia de la reconocida cocina francesa.

    El norte es rico en pescados y mariscos. En valles más fructíferos, como el de Azapa, en las cercanías de Arica, se producen frutas tropicales como la guayaba y también aceitunas con las que pequeños productores fabrican aceite de olivaEn definitiva, la zona norte, ha sido moldeada por  las culturas atacameñas y aymaras del altiplano andino, como también los changos, pueblo pesquero de la costa. 

    Además, en el norte, los valles al interior de Copiapó, La Serena y Ovalle se cultivan vides con las que se fabrican vinos y piscos reconocidos internacionalmente por su calidad, además de frutas como la papaya y verduras como espárragos, alcachofas y tomates. La uva de mesa de estos valles se exporta a muchos países del hemisferio norte y Sudamérica. Finalmente, la zona central está marcada por las costumbres de los campesinos o “huasos” y de los inmigrantes europeos. Las empanadas, el pastel de choclo, las humitas y el caldillo de congrio son platos típicos que los chilenos comen en sus casas y además, han sido incorporadas en diversos restaurantes que rescatan el sabor chileno.


    error: El Contenido protegido, propiedad de másregion.