• Héctor Álvarez: Un teatrista al servicio del arte en escena

  • Héctor Álvarez: Un teatrista al servicio del arte en escena

    hector

    Director teatral, escritor, actor y productor, nace en el año 1969, en el pueblo de Domeyko, tercera región. A los ocho años, llega con su madre, a radicarse en la Región de Coquimbo.

    T

    uvo una infancia en el norte con gratos momentos, en su familia no tiene relaciones artísticas o un referente para decir que fue un arte heredado, fue más bien algo genuino. En esos años, gracias a una profesora que realizaba obras parroquiales, él se fue acercando más al drama por las puestas religiosas o auto sacramentales y la re-creación de los pasajes bíblicos. En estas actividades, dio sus primeros pasos en las tablas,  potenciando su amor por el teatro y su esencia autodidacta.

    En la década de los 90´ es invitado a una de sus primeras experiencias teatrales en la compañía El Kallejón con la obra La desgracia de los travestis, su primera participación formal con un tema contingente a la época como el Travestismo y el Sida. “Estuve tres años en ella, era una obra bien potente, fuertísima hablando de la marginalidad, fue controversial en esta región. En Santiago, directores como Rodrigo Pérez y Alfredo Castro, incursionaban en estos temas”, enfatizó.

    Actualmente, posee su propia Compañía Teatral denominada Con-zumo, creada el año 2000 hasta la fecha, partió con la obra Das-Kapital y el cuadro Lindo País (Compañía Las Tablas). Con un tercer proyecto El teatro que llegó del Winnipeg, se adjudicó el fondo del Gobierno Regional con la obra  Edipo Reina o La Planificación. En dicha oportunidad, su autor José Ricardo Morales, visitó la puesta en escena realizada en la Universidad Católica del Norte. “Me inspiró las obras de José Ricardo Morales, es un importante artista, donde tuve la suerte de conocerlo y que pudiese ver lo que estaba realizando en base a sus obras”, destacó.

    Perro Puerto, Atel y Cine Regional

    La obra Perro Puerto, fue su primera obra escrita. Con un guión que se articula sobre una tragedia contemporánea, habla de manera brutal sobre la problemática de género respecto a la transexualidad, el travestismo y la prostitución. Es uno de sus mayores éxitos, una obra emblemática que ha sido reconocida por la potencia de la historia. Respecto a esto, señaló que “A diez años de su creación, Perro Puerto es una obra más entendida, puesto que los temas que se  plantean en ella,  tienen que ver con un Chile que tiene menos prejuicios en relación a la diversidad sexual y sus demandas, a pesar, de que aún hay sectores conservadores que siguen  condenando todo lo que está fuera de la heteronorma”.

    Desde el año 2003 hasta inicios del 2015, fue el presidente de la agrupación de Teatristas del Elqui (Atel). Un colectivo que desarrolló un movimiento relevante en la escena teatral regional, entre sus logros está la permanencia sistemática  de  la actividad y encuentro teatrales. Gracias a esto, fueron merecedores del fondo Corfo (2012) para la implementación de un espacio propio. El Comodato CIES, fue cedido por la Ilustre Municipalidad de Coquimbo.

    Finalmente, este teatrista, participó en la producción  de cine regional, siendo protagonista en alguno de ellos como LA BABA  de la Directora Hildegard Steffen, que se presentó en el marco del Festival ARC 2015, en el Cine Centenario de La Serena. Otro film a su haber es  Materia en Suspensión  de la misma directora el año 2008 y 2009. Además, ha participado como actor en varios cortos audiovisuales, tales como; La pasión según Don Mateo, La Casa Tomada, Crónicas Subterráneas, Clasificados del domingo y Detrás de la luz. 


    error: El Contenido protegido, propiedad de másregion.