• Enrique Lafourcade: “Toda una vida dedicada a la literatura”

  • Enrique Lafourcade: “Toda una vida dedicada a la literatura”

    webIMG_4842

    Nacido en Santiago de Chile,  el 14 de octubre de 1927.  Las obras creadas por este genio de las letras, se acerca a más de medio centenar de publicaciones.

    En el contexto de un retiro más bien contemplativo, Revista Más Región, habla en exclusiva con Rosanna Pizarro, artista, esposa y compañera del  novelista nacional de renombre.  Desde 2009 afronta un Alzheimer, que lo ha llevado a radicarse definitivamente en la Región de Coquimbo.

    Don Enrique ha participado en diferentes ferias del libro organizadas por la Municipalidad de La Serena. Las invitaciones eran por varios días durante el verano, entregaba conferencias, interactuaba con el público y autografiaba libros.

    El  escritor, de notable preferencia hacia la novela, el cuento y la crónica, ha sido merecedor de importantes premios, tales como; Premio Municipal de Novela, Premio Gabriela Mistral, Premio María Luisa Bombal, Premio a la trayectoria y finalista del Premio Planeta Internacional con sus novelas “Otro Baile en París” (2000),  “Mano Bendita” (1993) y con “Cristianas Viejas y Limpias”, obtuvo el cuarto lugar. Hecho que le permitió exponer sus obras a lo largo del país.

    En este sentido, su compañera, nos comenta  que recorrieron juntos “prácticamente todo Chile, difundiendo cultura a través de conferencias y/o Ferias del Libro organizadas por entidades culturales de las municipalidades o por la Cámara del Libro y en nuestros viajes siempre andábamos soñando y buscando un segundo lugar donde escapar de la vorágine de Santiago”, destacó.

    En su vasta trayectoria, ha sido un literato punzante, polémico, honesto, brillante, directo y fuente inagotable de temas para su tratamiento crítico. Como prosista y columnista, lo que dice no tiene ningún ápice de arrepentimiento a la hora de ser drástico con las obras, que para él, no tienen ni un mérito literario.

    Conexión con la región

    El novelista siempre ha sido admirador de Gabriela Mistral, difundía su obra en sus talleres literarios “El Paraíso Perdido”. La artista y esposa dice que “en más de una oportunidad armó excursiones para llevar a sus alumnos a conocer el Valle de Elqui  y la ruta donde vivió la poetiza. En especial Monte Grande, donde le hacían homenajes frente a su tumba con lecturas de sus más lindas prosas, hay fotos antiguas que testimonian esos actos poéticos”, afirma.

    Actualmente, viven en una casa con vista al mar, con un hermoso jardín. Dejaron atrás el ajetreo de Santiago para estar más conectados con la naturaleza y si se puede decir, en un estado de “contemplación”. Asimismo, Rossana destaca que afortunadamente la enfermedad ha avanzado de manera lenta. “Enrique todavía es autovalente y se entretiene mucho leyendo, subrayando libros de poesía, recorta revistas, hace collages, recolecta flores del jardín y arma hermosos floreros”, enfatiza. 

    La pintora y compañera, agrega que llevan una vida muy sencilla y tranquila. En las tardes disfrutan mirando cómo se esconde el sol detrás de la Cruz del Tercer Milenio. Mientras que su perro de nombre ”Salchicha” corre persiguiendo una pelota y la gatita “Catalina” lo observa sentado en una silla.

    Palomita Blanca al cine

    La novela realista publicada en 1971, una de las obras más vendidas en la historia de la literatura chilena, con más de 1 millón de ejemplares editados, fue llevada al cine en 1973, por el director Raúl Ruiz,  estrenada más tarde en 1992 y contó con la banda sonora,  compuesta e interpretada por el grupo Los Jaivas.


    error: El Contenido protegido, propiedad de másregion.